arte arte latino por MARCELO SOLERVICENS
Ir a la Portada Comentario del Domingo 1 de Febrero del 2009



Marcelo Solervicens

1.- La Victoria del Presidente Evo Morales en el Referendo Constitucional en Bolivia.
2.- Reflexiones sobre el Foro de Davos y el Foro Social Mundial.
3.- El presupuesto de Harper en Canadá.


  
   1.- La Victoria del Presidente Evo Morales en el Referendo Constitucional en Bolivia.

El domingo 25 de enero más de tres millones de ciudadanos bolivianos concurrieron a las urnas para votar el referendo constitucional. Los electores dieron una mayoría indiscutida a la propuesta de la asamblea constituyente y respaldaron así al presidente Evo Morales con más del 60% por ciento de los sufragios. Participó más del 85% de los electores en sufragios que se destacaron por su limpieza cívica. Se trata de un hito importante en la refundación boliviana y de gran importancia para las fuerzas progresistas latinoamericanas.

El presidente Evo Morales señaló que se trata de una ruptura con el pasado colonial, con el neoliberalismo y los abusos de los grandes terratenientes. De la refundación de una nueva Bolivia. Hizo esas declaraciones en un acto en la Plaza Murillo donde se prohibía la entrada de indígenas hasta 1950. Se trata de la reconciliación de Bolivia con su caracter plurinacional conculcado com uno de los efectos del neocolonialismo y reforzado por el dominio de las elites que lo han ubocado como uno d elos países de menores ingresos per capita de América latina a pesar de sus inemnsas riquezas.

La constitucion de 411 artículos aprobadas toda todos los aspectos de la vida en sociedad y es una de las más avanzadas del mundo. Reconoce la pluralidad etnica boliviana y da un espacio preponderante a las comunidades Aymara, Quecha y Guaraní que cuentan por cerca del 70% de los bolivianos, por primera vez desde que el país alcanzó su independencia hace 183 años. La constitución autoriza las autonomías departamentales, provinciales e indígenas. También refuerza el control estatal sobre los recursos naturales, principalmente el gaz y confirma la separación de la iglesia del Estado por primera vez. El 78% de los bolivianos prefirieron 5000 hectarias a 10,000 hectareas como límite a la propiedad agrícola.

La nueva constitución transforma en derechos humanos fundamentales el acceso a los servicios básicos de educación, de salud, agua, teléfonos, electricidad y por lo tanto un servicio publico y no un negocio privado.

Confirma el derecho a la información y prohibe que los medios de comunicación s transformen en monopolios. También constitucionaliza la prohibición que el territorio boliviano sirva para que se establezcan bases militares de paises extranjeros en su territorio.

La victoria del domingo pasado le permite a Evo Morales de postular a un nuevo mandato presidencial de cinco años para elecciones presidenciales anticipadas que debieran realizarse en diciembre próximo.

Se trata la 17a Constitución Boliviana, pero es la primera desarrollada con vasta participacion a través de una asamblea nacional constituyente elegida en 2006 con voto universal y que comenzo. La primera Constitución fue escrita por Simon Bolivar en 1826 pero nunca fue respetada.

Ahora se trata que la nueva constitucion sea respetada. Para implementar la constitucion se requiere por lo menos de aprobar unas cien leyes y reglamentos. Se trata de un desafio importante.

El segundo desafío es el de asegurar la unidad nacional tras la nueva constitución. Ciertamente los prefectos de algunas provincias se oponen a la nueva constitución por razones, regionalistas, de conservar privilegios y de ideología derechista opuesta al reconocimiento del caracter plurinacional de Bolivia y a que termine el racismo estructural. La defensa de la soberania nacional a través del control de sus riquezas básicas será otro desafío fundamental, que se cruza con la oposición de las regiones controladas pro la derecha.

Ciertamente como en todo país con diversidad regional, el referendo fue aprobado fue aprobado mayoritariamente en los departamentos de Potosi, Cochabamba, Oruro, la Paz y con empate técnico en Chuqisaca. No fue aprobado mayoritariamente en los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni yTarija. En términos democráticos por ende no debe haber discusión que el nuevo pacto del pueblo boliviano es la nueva constitucion.

Por otro lado, efectivamente se debe contemplar mecanismos para acomodar las regiones que es lo que debe ser el trabajo del consejo de las autonomías nacionales. Los prefectos provinciales lidereados por el de Samta Cruz, combinan las oposiciones ideológicas a una Bolivia plurinacional con la defensa de los intereses de propietarios terratenientes y de sus alianzas con multinacionales del gaz. Se trata de una disputa ideológica, pero está claro que por el momento, la crisis de la derecha política boliviana es enorme y es dificil que puedan detener la refundación de Bolivia.

La victoria de Evo Morales marca un nuevo paso en la refundación de Bolivia. Los electores bolivianos optaron por una Bolivia plurinacional, con inclusion social y en la que todos tengan los mismos derechos.

Se trata de una excelente noticia para los proyectos progresistas latinoamericanos que buscan que las instituciones correspondan a las realidades de sus paises.


   2.- Reflexiones sobre el Foro de Davos y el Foro Social Mundial.

En dos lugares de la tierra, dos tendencias opuestas se han dado cita esta semana para analizar la crisis mundial. Por un lado en Davos, Suiza, los dueños o empleados de multinacionales y sus sirvientes gobernantes que tratan de entender la profunda crisis de la globalización neoliberal y como pueden defender sus intereses ; Por otro lado, en Bélem do Para en la Amazonía brasileña, decenas de miles de altermundialistas tan diversos como las sociedades del mundo, con algunos gobernantes y representantes de partidos políticos y sindicatos progresistas, profundizaron el movimiento por hacer que otro mundo no solo sea posible, sino que además producto de la crisis es necesario, para buscar nuevas alternativas propias del siglo veintiuno.

En primer lugar, en el Foro Económico de Davos, en Suiza, se reunieron nuevamente los jefes de las grandes empresas, los políticos y los think tanks del neoliberalismo para analizar el estado del capitalismo. Este año, todos los analistas coinciden en señalar que no ha habido mucho entusiasmo, porque bajó el número de participantes, muchos están en crisis, algunos incluso presos por corrupción, los temas giran principalmente en torno a como pueden salvar el capitalismo.

Está claro que la crisis económica mundial es la crisis precisamente de las propuestas que han sido elaboradas, discutidas y propuestas en Davos y en otros foros en que la élite mundial se coordina y que han estado basadas en los últimos treinta años en lo que se ha dado en llamar el consenso de Washington que sentó las bases de las políticas neoliberales que han dieron el impulso mundial a la vertiente neoliberal de la globalización adoptadas en 1979.

La crisis mundial resulta del fracaso anunciado desde hace años de l globalización neoliberal y de las recetas que hicieron adoptar a las instancias multilaterales bajo su control como el Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial quienes exigieron cortes en los programas sociales, la apertura al mercado internacional y la destrucción de la industria y la economía nacional para combatir la deuda externa con ajustes estructurales de los años ochenta y que terminan ahora con la reedición del fracaso del neoliberalismo con el crack financiero y la crisis económica de los años 1930.

El Foro económico mundial reúne a los que, como el ministro de finanzas de Canadá usan insisten en que se debe repetir las mismas recetas mientras otros ven que para salvar al capitalismo hay que imponer mecanismos de regulación del mercado que no es capaz de auto gobernarse y volver al neo keynesianismo. El desafío de los poderosos reunidos en Davos es de buscar las fórmulas para mantener el poder de las multinacionales y la estructura del sistema mundial.

En segundo lugar, el noveno Foro social Mundial que se reunió esta vez en la ciudad de Belém en el Estado do Para en Brazil. A pesar de que algunos dieron por murto el movimiento social mundial altermundialista, se han reunido cerca de cien mil personas de todas las regiones del mundo, provenientes de diferentes sectores de la llamada sociedad civil, para discutir no sólo como enfrentar la crisis, sino que también para ver los avances de los proyectos y luchas progresistas para hacer otro mundo posible.

Además de la crisis económica y la lucha por mitigar los efectos del cambio climático que acentúa los problemas socioeconómicos, se fortalece el proyecto de reforzar la participación social en la diversidad. Desde todo el mundo, pero principalmente de América latina donde comenzó el movimiento por los foros mundiales en 2001, representantes de pueblos de la Amazonía, de pueblos autóctonos, medioambientalistas, de sindicatos, de organizaciones no gubernamentales y de todo tipo de organizaciones y jóvenes, constataron nuevamente el fracaso de la globalización neoliberal, con la crisis financiera, el aumento del desempleo, de la pobreza, de la destrucción del medio ambiente ypropusieron alternativas diversas desde la sociedad civil. Se trata de una tendencia profunda, lejana del pragmatismo, porque plantea una refundación de la sociedad mundial desde las bases sociales, para que otro mundo sea posible.

Fue importante la presencia de los cinco presidentes latinoamericanos que reconocieron que los movimientos sociales eran la base de sus proyectos políticos. El presidente Evo Morales señaló que en lugar de invitarle debían convocarle. El presidente Lula da Silva decidió esta vez no ir a Davos dando prioridad absoluta al Foro Social Mundial. Otros presidentes presentes fueron el presidente Venezolano Hugo Chávez, el nuevo presidente paraguayo Fernando Lugo. El presidente ecuatoriano Rafael Correa se destacó por profundizar la fórmula del socialismo del siglo XXI como nueva propuesta progresista mundial que “habla de acción colectiva, se expresa a nivel comunitario en los barrios pero también en la economía, en la vida social y en las instituciones”. Que rescata el estado para atender los problemas colectivos y la necesidad de planificar y de adoptar la reivindicación de justicia en todas las direcciones: justicia social, justicia inter-generacional, justicia de género, justicia étnica.

El Foro social mundial y el Foro Económico de Davos reflejan dos tendencias, como señaló el presidente Chávez. La imagen del Foro de Davos es la de un mundo que está muriendo, y que se resiste a perder sus privilegios. Mientras que la imagen del Foro Social Mundial es la de la emergencia de una nueva alternativa mundial para este siglo XXI, se trata de un rayo de sol después del anunciado fin de las utopías.


   3.- El presupuesto de Harper en Canadá.

Canadá vivió una semana muy agitada con el presupuesto del ministro Jim Flaherty y la sobrevida del gobierno conservador minoritario federal de Stephen Harper gracias al apoyo de los liberales de Michael Ignatief.

Los conservadores presentaron un presupuesto que ha sido caracterizado como más liberal que conservador, que creará por primera vez en 12 años un déficit que alcanzará 85 mil millones de dólares en cinco años antes que sea absorvido y que Canadá vuelva al equilibrio fiscal.

Los conservadores hace apenas dos meses habían presentado un enunciado económico que no consideraba un deficit y aseguraban que la economía canadiense era suficientemente sólida como para soportar la crisis. La oposición casi hizo caer el gobeirno amenazando con una coalición, lo que obligó a Harper a pedir a la gobernadora general que prorrogara la sesion del parlamento.

Esta vez los conservadores, presentaron un presupuesto que se aseguraba el apoyo de los liberales. Hay consenso entre los observadores que Harper, buscaba asegurar la sobrevida de su gobierno; no es que haya cambiado, sólo busca ganar tiempo. Ello contra crecientes críticas de sus propios partidarios que denuncian que fue demasiado lejos y ha taricionado los preceptos básicos de los neoconservadores, por politiquería.

Lo cierto es que Harper consiguió su objetivo. El nuevo Jefe del Partido Liberal Federal Michael Ignatief, luego de hacer durar el suspenso hasta el mediodía del miércoles, apoyó el presupuesto a condición que el gobierno conservador diera cuenta al parlamento de la implementación de las medidas presupuestarias. Una condición que fue rapidamente aceptada por los conservadores. Con ello Ignatief buscó responder a los que han perdido confianza en Harper y evitar aparecer sin voluntad como Stephane Dion.

La decisión de Ignatief fue también por cálculo político. Ciertamente el nuevo presupuesto se acerca en grandes lineas a lo que hubiesen planteado los liberales pero está impregnado de pensamiento conservador, como son las bajas de impuesto, para la llamada clase media, de seis mil millones en 2009 y 7 mil millones en 2010 que no tendrán ningún efecto sobre la recesión, porque significan significan bajas de apenas 129 dólares al año.

Tampoco el presupuesto tiene una visión de la intervención estatal en la economía. Otros gobiernos capitalistas han aprovechado la crisis para anunciar una reorientación de la economía hacia el desarrollo de nuevas tecnologías verdes, incluso en Estados Unidos. El presupuesto de Flaherty no tiene casi gastos en materia de combate contra el cambio climático.

Por último, el presupuesto tampoco ayuda de manera importante a los más afectados. Por ejemplo alarga el periodo del seguro de empleo en cuatro semanas siendo que el principal problema del seguro de empleo es el acceso al seguro. Una medida a propriada hubiese sido de aumentar los beneficios y facilitar el acceso a los trabajadores con mayores riesgos de perder sus empleos.

Ciertamente el presupuesto plantea medidas apropiadas como inversiones en de más de7 mil millones de dólares en infrastructuras. También hay 70 mil millones de dólares para estimular el crédito, entre los cuales 50 mil millones para la compra de créditos hipotecarios a los bancos. También plantea créditos para la renovación de casas y el apoyo a sectores economicos en dificultad como es el caso de la industria automotriz. También se agegan montos para distintos grupos de interés, incluyendo las petroleras que no tienen realmente necesidad.

Faherty, permitió salvar al goberno conservador de Stephen Harper que no vaciló en proponer medidas liberales para conseguir el apoyo de Michael Ignatief. Varios observadores señalan que Ignatief pasó bien la prueba porque le convenía no ir a elecciones antes de reorganizar el partido liberal, dejando que los conservadores sufran los efectos de la crisis económica. Las encuestas indican que ha aumentado sus intenciones de voto.

La decisión de Ignatief provocó la muerte de la coalición liberal con el NPD y apoyada por el bloque quebequense. Ignatief no quiso arriesgarse a que la gobernadora general Michaelle Jean, llamara a elecciones y que los liberales aparecieran atrasando la aplicación de medidas contra la recesión.

El realineamiento de fuerzas hace que Harper conserve el poder pese a que es cada vez más criticado por su pragmatismo en el Oeste del país, al abandonar los preceptos ultraconservadores. Ignatief sortea la crisis pero deberá efectivamente poner plazos en el apoyo que les da a los conservadores para no caer en la misma situación que Stephane Dion.

El gran perdedor es el NPD, que puede perder sus apoyos en Ontario frente a los liberales que pueden fortalecerse sobre todo al apoyar el plan de recate de la industria automotriz.

Por su parte el bloque quebequense queda en excelente postura porque efectivamente los conservadores abandonaron Quebec no adoptando ninguna medida favorable a Quebec y los liberales parecen querer seguir el mismo camino. En primer lugar, Charest ha denunciado el cambio unilateral de cálculo de la perecuación que hará perder millones de dólares de transferencias fiscales volviendo al llamado desequilibrio fiscal. Por otro lado el jefe del bloque quebequense denunció el apoyo del jefe liberal a los conservadores porque esto confirma que los pertidos federales no protegen los intereses de Quebec o de los trabajadores, como es el no hacer cambios sustantivos al seguro de empleo y de Quebec porque prefieren dar más dinero a la industria automotriz de Ontario y no a la industria forestal quebequense. Además en el presupuesto se sigue planteando que se establecera un bolsa nacional de valores contra lo votado unánimemente por la asamblea nacional de Québec.

Fue una semana movida en Canadá, al final de ella, los conservadores quedan en el poder y los liberales apoyan un presupuesto que es mejor que el enunciado del mes de noviembre pasado pero que no impone el viraje necesario para enfrentar la crisis.

Los liberales enterraron la coalición por la posibilidad de ganar las proximas elecciones cuando los conservadores sufran los efectos de la crisis. Ya se asegura que es una cuestión de tiempo para que Michael Ignatief sea el primer ministro de Canadá.

El efecto mas permanente puede ser efectivamente que luego de que los conservadores abandonaron Quebec ahora los liberales también pierdan apoyo en la provincia porque el bloque quebequense ha efectivamente reactivado la causa soberanista con los pequistas este fin de semana.



   Marcelo Solervicens                Desea escribir al autor ?                 Desea ver articulos anteriores ?
Marcelo Solervicens es Cientista Político de la Universidad de Montreal y Secretario General de AMARC (Asociación Mundial de Radios Comunitarias). Colabora con TuGuíaLatina de Montreal desde su fundación en Febrero 2002. Las opiniones expresadas en este artículo, son de exclusiva responsabilidad del autor.



TuGuíaLatina - © - 2002 - 2008 / Todos los derechos reservados
Valid XHTML 1.0 Transitional